Avisar de contenido inadecuado

Los Once Principios De Hacer Realidad Tu Sueño

{
}

Los Once Principios De Hacer Realidad Tu Sueño

 

Jhovanny Marte Rosario

4 de octubre, 2009

9: 21 p.m.

 

                                                           

El éxito no se logra sólo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización.

J.P. Sergent

 

Presentación:

Todo el mundo quiere ser exitoso. Todo el mundo quiere ser rico. Todo el mundo quiere ser inteligente. Todo el mundo quiere poder. Y en honor a la verdad, todo esto que desea la gente es factible; pero bien difícil de lograr cuando se empieza desde cero y carente de recursos y apoyo. ¿Por qué? Porque si fuera tan fácil conseguir el éxito cualquier holgazán y simplón puede alcanzarlo. Sin embargo, no es así, ya que el éxito es como una especie de Proteo, el cual se nos presenta de una forma un tanto alcanzable de buenas a primeras, pero cuando empezamos a perseguirlo se nos va escapando, siempre transformado en algo distinto. Y porque es difícil de atrapar el éxito proteico es que muchos abandonan su lucha, a veces sin ni siquiera empezar y prefieren cambiar las reglas del juego, es decir jugar sucio.

Existe un montón de personas que recurren a las más pintorescas trampas en búsqueda del éxito. Hay otros que se dedican al robo en sus distintas facetas. La política acoge en su seno a una pléyade de personas corchos, quienes prefieren la vía más rápida de enriquecerse, y esto lo proporciona la política. Porque una vez en el poder, los políticos manipulan la ley para legitimar su latrocinio. Este tipo de éxito será siempre abominable y vergonzoso. Aunque a decir verdad, de vergüenza es de lo que carecen muchas personas.  

En este artículo, quiero compartir contigo algunas sugerencias para lograr que tu sueño se haga realidad, pero no por la vía que recorren los hombres acomodaticio e inescrupulosos. La experiencia y algo más me han hecho concebir la conquista del éxito como la presento concienzudamente en los siguientes párrafos, como un plan de acción bien diseñado, coordinado, el cual debe ser llevado a la acción con disciplina, voluntad, fe y constancia.

Siempre será de provecho observar y estudiar las técnicas que han implementado otros para conseguir que sus sueños se conviertan en realidad, pero siempre será esta tarea estéril si no se llevan los pensamientos a la acción de manera persistente.

Espero de todo corazón que le sepas sacar provecho a estas ideas.

 

El autor

 

 

                                                                            

 

Los Once Principios De Hacer Realidad Tu Sueño

 

 

1-    Elegir un sueño realista.

 

Nunca confundas el realismo (eso que es, que se ve, que se toca: tu realidad, tus circunstancias) con el idealismo (eso que uno desearía que fuera y que raya en la fantasía: la paz eterna entre todas las naciones). Vive lo concreto sin olvidarte de disfrutar en tu alma lo abstracto. Puedes soñar con pilotear un avión algún día (realismo), en vez de soñar con volar con tus propias alas algún día (idealismo). La vida es corta para perderla en sueños incorpóreos. Sé realista sin dejar de soñar cómo deberían ser las cosas de este mundo. Pisa tierra. Sueña con lo posible. Por más que te afanes en encontrar un unicornio nunca lo verás. ¿Por qué? Porque no existe. Satisface tu ego con ver y montar un caballo real. Sueña despierto, en lo realizable, en lo objetivo. La vida se hace menos frustrante cuando nos aferramos a lo que se siente y se ve, y no a lo que se siente y no se ve. Siembra una semilla de habichuela y la tierra te dará habichuela. Siembra un paquete de dinero y la tierra te dará más tierra. No puedes volar como las aves, pero al menos puedes imitar el vuelo de las aves construyendo un avión. Vuela, pero en un avión. Vive tu realidad. Sueña con los ojos abiertos.

 

2-    Preparar un plan de acción.

 

Una vez hayas elegido tu sueño, es ahora de preparar la manera de cómo lograr ese sueño. Escribe los pros y los contras de tu lucha. Plasma el modo más sabio de cómo empezar el proyecto. Habla con gente de experiencia que te puedan orientar positivamente. Tacha aquí y corrige allá hasta que el plano de tu plan quede terminado. No gana el ejército que tenga más soldado, sino el que planifica más y mejor los ataques. Cuando vayas a elaborar un plan de acción hazte las siguientes preguntas: ¿Qué? ¿Por qué? ¿Cuándo? ¿Cómo? ¿Con qué? Por ejemplo, imaginemos que lo que deseas es comprarte un automóvil, porque tu trabajo te lo requiere. Ya tenemos un qué (el carro) y un porque (el trabajo te lo requiere). Ahora debemos saber cuándo se puede conseguir el carro. La fecha la determina tu realidad económica no tu necesidad de quererlo. Por lo que el cuándo estará siempre determinado por la posibilidad de conseguir los recursos necesarios para lograr tu objetivo. Ahora bien, como lo que necesitas es dinero, pues lo más lógico es que te pongas a ahorrar dinero y a reducir tus gastos. Esto se convierte en el cómo. Para esto debes armarte de mucha voluntad y mucha fe, y sumarle los sacrificios que debes hacer para conseguir ahorrar el dinero que necesitas para comprar el carro. Esto se convierte en el con qué. Si escribes de una manera objetiva tu plan de acción es difícil que no logres tu objetivo. Tu plan de acción debe ser lo más realista posible o acabarás por empezar algo que al final no lograrás y te dejará frustrado. Planifica concienzudamente tu proyecto.

 

3-    Hacer alianzas estratégicas.

 

Con tu plan de acción diseñado objetivamente, es tiempo de hacer alianzas estratégicas con otros que puedan inyectarle ideas nuevas y apoyo moral a tu proyecto. Debes asociarte con gente optimista y luchadora. Ellos te servirán de aliciente para mantenerte apegado a tu sueño. Ellos te servirán de alambique para empezar el plan con un fuerte soporte competente. Alejandro Magno obtuvo sus grandes victorias porque supo aliarse con los grandes y mejores de todas partes. Un imperio no se sostiene con tan sólo sus propias armas y recursos, necesita de alianzas estratégicas con otros pueblos. De este modo tú debes hacer alianza con aquel que te pueda ayudar en algo, pero teniendo presente que debes devolver el favor a quien te tiende la mano, o acabarás por arruinar la alianza. Recuerda siempre que manos que dan, siempre esperan. Recuerda de nunca asociarte con los malhechores ni con los que tienen las manos sucias. Evita las alianzas peligrosas con esos que tienen el alma corrompida y los pensamientos oscuros. El mal nunca gana, a pesar de dar la ilusión de ganar al principio. Reúnete con la gente optimista y limpia. Relaciónate con las personas emprendedoras y amante de la paz. Admira la vista del águila, la paciencia del búho, la fortaleza del toro, la grandeza del león, la astucia del zorro, la mansedumbre de la paloma y la ferocidad del tiburón. Sácale provecho a cada una de las virtudes de cada persona que te rodea y aborrece los defectos. Vive tu vida en alianzas sanas y al final obtendrás tu recompensa.  

 

4-    Enfocarse en el sueño.

 

Concéntrate en lo que estás haciendo. Muchos accidentes automovilístico se dan por las distracciones del conductor: cuando no pierde concentración en la realidad de la carretera hablando por un teléfono móvil, la pierde tratando de sintonizar una estación de radio y choca. Un cuadrangular se logra concentrándose en cada movimiento del lanzador y luego en la pelota cuando se acerca. Cuando un gato quiere atrapar a un ratón todos sus músculos y sentidos se dirigen a su único objetivo: su alimento. Así debe ser con tu sueño. Nunca entretenerse con nada que no sea tu meta final. Si lo que deseas de todo corazón es ser pintor, entonces empieza por admirar los colores de la naturaleza, toma papel y lápiz y emborrona, y traza una línea y otra, y luego otra, y otra más. Compra pintura y embadurna el lienzo de lo que te salga del alma, ensúciate las manos, manchas las paredes y el piso, arruina tus ropas, pero pinta, siempre pinta. Empecínate en tu sueño como un loco, y verás como al final te llegará el éxito.  

 

5-    Luchar con verdadera voluntad para conseguir tu sueño.

 

Mira el junco, un ventarrón sopla fuerte y lo dobla, pero no se quiebra. Observa el diamante, es el rey de la dureza, nadie lo penetra tan fácil porque su dureza está en la combinación compacta de sus átomos. Que tu voluntad tenga la elasticidad del junco y los átomos rígidos del diamante. Las pruebas serán muchas y difíciles, sin embargo, si tu voluntad es lo suficientemente férrea, nada ni nadie podrá contra ti. Vencerás por el poder de tu corazón. Ganarás por tu espíritu inquebrantable. Cuando tú decides hacer algo convencido de que eso es lo que realmente deseas lograr, todos los dioses del Olimpo te transfunden todos sus poderes para que obtengas la victoria. No te dejes amilanar por los problemas, combátelos con firmeza. Además, los problemas siempre vivirán con nosotros, debemos acostumbrarnos a ellos, y saberlos combatir. Algo positivo de los problemas es que siempre nos ponen a pensar, y de estas lucubraciones es que surgen las ideas más maravillosas posibles, las ideas que han transformado el mundo y lo han evolucionado. Lucha, pues sin rendirte, como un verdadero guerrero espartano: sin miedo.

 

6-    Ser constante en la lucha.

 

Tu marmórea voluntad debe ir acompañada de la constancia en la lucha. Debes obstinarte en el objetivo como el rayo que se precipita a la tierra: nada lo detiene, todo lo descuartiza. Tu lucha para conseguir tu objetivo debe saber emular la tenacidad del buen torero, quien prepara la muerte del toro insertando en el morillo del animal de a poco, ora una puya, ora una banderilla, y en este intercambiando persistente de morteras heridas sucesivas, saca con arte el estoque para rematar la bestia en la testuz. Así es la lucha por el éxito: debe ser firme y testaruda. Fíjate en la obstinación y perseverancia del mítico Sísifo, que por más que resbalara y cayera al vacío, siempre se levantaba del fondo, tomaba su roca y volvía a empujar la roca cuesta arriba. Por esta porfía de nunca ceder ante los obstáculos, me imaginó que al final de la historia, los dioses se rendirían admirados de la descomunal constancia de Sísifo de empujar una y otra vez la roca de aquel castigo, que Sísifo supo convertirlo en un medio de autoafirmarse como criatura comprometida con la lucha constante por lo que se desea obtener: la victoria. La lucha que luce inútil y estéril para unos, para otros puede representar un heroísmo digno de emulación. Aguanta los flagelos de la vida como el Cristo en la cruz y obtendrás tu merecida resurrección. Resiste.    

 

7-    Sacrificarse.

 

Si en verdad deseas hacer realidad tu sueño, tendrás que olvidarte por un tiempo de vivir una vida regalada y de comodidades. Podrás descansar y abrazar de vez en cuando el placer, pero no llevar esta práctica de masa a niveles irresponsables y veleidosos, propios de hombres mediocres. Se apreciará más aquella vaca que se cría con grandes esfuerzos y sudores que aquélla que nos regalan por nada. Así, llegarás a valorar más lo que te ganas con el sudor de tu propia frente, que aquello que te regalan sin merecerlo si quiera. Nunca será lo mismo trabajar horadamente y comprar una casa con los ahorros de toda tu vida, que encontrar un amante manirroto que te regale una casa así por así. Sacrifícate, pues. No aspires a lo regalado. Que mientras tus amigos se diviertan en exceso, que tú estés arriba de tu proyecto, sin cegar un segundo ni lamentarte de la pseudo dicha de aquellos que parecen estar contentos. Sacrifícate, y un día podrás saborear tu fortuna con inmensa satisfacción.

 

8-    No perder la fe.

 

Tomás A. Edison logró darle vida a una bombilla porque nunca perdió la fe en su plan. Los hermanos Wrights pusieron a volar su aeroplano porque nunca perdieron la fe. La Gran Muralla China existe porque los chinos nunca perdieron la fe en su proyecto de nación. Albert Einstein descubrió la Teoría de la Relatividad porque no perdió la fe en lo que hacía. Dudar es de humanos. Todos dudamos, es natural. Pero dejar que la duda nos robe toda nuestra fe, y con ello nuestro sueño, es la derrota más vergonzosa a la que un hombre podría enfrentarse. Ten fe en lo que haces aunque el mundo entero no crea en ti. La Historia está plagada de las veces que el conglomerado ha estado equivocado cuando la voz de un solo hombre predicaba lo contrario. Galileo Galilei les porfió a las autoridades eclesiásticas cristianas de que el Sol era el centro del universo y no el planeta Tierra como se creía. Hubo mucho pataleo y rabietas de los dogmáticos cristianos en aquel entonces hasta el punto de que llevaron a juicio al científico italiano, en donde para salvar su vida de las llamas de la pira, acusado de hereje, tuvo que retractarse a regañadientes de su teoría heliocéntrica. Sin embargo, Galileo no perdió la fe en su proyecto, lo continuó hasta el final y le demostró al mundo que estaba en lo cierto. Charles Darwin tuve el coraje de contradecir el sistema de creencias del creacionismo que sostiene la Biblia, según la cual el hombre fue creado por Dios, Darwin abjuró de esta teoría dogmatica y creó El origen de la especie, y nació el conjunto de creencias del evolucionismo. Hubo mucha burla en contra de estas ideas herejes, pero hoy en día muchos científicos abrazan el evolucionismo como lo único verdadero. Darwin nunca perdió la fe en sus investigaciones. De modo que tú nunca debes perder la fe en lo que haces y quieres. Debes luchar por eso que anhelas hasta la muerte como lo hizo Cristo, quien desde su condición humana llegó a dudar en el Getsemaní, pero nunca perdió la fe en su proyecto celestial y lo logró: venció la muerte. Vivió gracias a su fe. Recuerda lo que dijo el Nazareno, si tuvieras fe como un granito de mostaza, le dijeras a aquella montaña, muévete y ella se moverá. Los problemas siempre serán del tamaño de tu fe. Si tu fe es grandes es grande, los problemas los verás pequeñitos, pero si tu fe es pequeña, los problemas lo verás como gigantescas cordilleras. Fortalece tu fe y lograrás tus metas.

 

9-    Combatir a los pesimistas.

 

Es normal y hasta costumbre humana encontrarnos con personas más pesimistas que el pesimismo mismo. Son personas que han acumulado en sus vidas una sarta de sinsabores existenciales que simplemente han perdido el sabor de todo, han perdido la fe en todo, empezando por perder la fe en ellos mismos. Estate alerta con estas criaturas oscuras, están por doquier como la mala hierba. Sus frases preferidas son: No podrás lograrlo porque eres pobre. Si no te acompaña la dicha no podrás conseguir nada. Si no tienes una cuña nunca podrás conseguir lo que deseas. Por más que luches no lo lograrás porque ya tu tiempo pasó. Y un largo etcétera de pretextos.

 

El mejor ejemplo de combatir a estos peligrosos individuos lo podemos extraer del caballo. Este animal recorre todas las calles transitadas de la ciudad y nunca se deja intimar por los vehículos. ¿Por qué? Porque tiene ojeras que lo ayudan a combatir el miedo a los vehículos. Así mismo debes hacer con los pesimistas: ignorarlos. Dejarlos que gasten su saliva en balde. No le comentes tus planes. No te detengas a escucharlos. No tomes en cuenta sus vanas opiniones. Recuerda esto: detrás de cada pesimista siempre hay una persona fracasada y resentida con la vida. Así que, jamás te reúnas con un pesimista, ya que el veneno de su desilusión te matara el deseo de luchar por lo que quieres. Huye de esta especie triste como el Diablo a la Cruz. El pesimista es una penumbra espesa que procurará siempre de presentarte el lado negativo de todo lo que desees lograr. Sus palabras son tan desalentadoras como su propia existencia. Evade a esta especie arruinada como lo hace el caminante cuando ve en el camino una pila de estiércol. El único comentario que debe resonar en tu mente es: YO PUEDO LOGRARLO.

 

10-                      Acción.

 

Un barco nunca será barco si no se lanza a la mar. Debe moverse para poder ser considerado un barco, debe abrir sus velas y cabecear la proa constantemente, debe surcar las aguas de los mares y batirse contra las tempestades, en pocas palabras tú debes ir de las palabras a la acción. Muchos proyectos no pasan de la mente y otros mueren en el papel porque simplemente no se llevan a la acción. La inercia es la enemiga del progreso. La pereza es la madre de la miseria. Sólo la acción salva el sueño. No te acurres mucho a la cama, que ya tendrás mucho tiempo de dormir cuando mueres. Ahora es tiempo de moverte, de irte a la acción. Levántate de ese asiento y haz algo por ti, por tu porvenir, por tu destino. Sacude tu somnolencia y agita tus músculos, tus huesos, tu sangre y conquista tu sueño con tu acción. Vamos, que la vida es corta y el tiempo te va matando de a poco. Haz algo ahora que tienes juventud. Haz algo ahora que la vida te sonríe. No pospongas los planes, hazlo que debas hacer ahora, no mañana. No arrastres los pies, camina firme. Golpea fuerte el yunque de las oportunidades con el martillo de tu acción.   Mira que el reloj decapita, segundo a segundo, tu existencia. Ahora es el tiempo de hacer, de crear, de agitarte, de luchar, de insistir; ya que el mañana llega pronto y con la aniquilación del tiempo te llegarán las arrugas, la flojera y luego la muerte. Hazlo ahora. Acción.   

 

11-                      Visualizar tu sueño hecho realidad.

 

Visualízate con el premio deseado en las manos. Visualízate como un triunfador ya. Visualizarte con el galardón deseado en tu poder es un ejercicio de autosugestión mental muy positivo, porque fortalece tu actitud hacia lo que quieres y relaja el espíritu. Y digo que es positivo, porque concebir tus metas como algo ya realizado es el origen de un desprendimiento de energía positiva en espiral que arropa todo lo que te rodea. Pensar que eres merecedor de un premio, y visualizarlo colgado en la pared de tu sala es un modo inteligente de atraer ese premio hacia ti y convertirlo en realidad luego. ¿Por qué? Porque cuando tu deseas algo con todas las fuerzas de tu corazón y de tu alma, puedes llegar a transformar las circunstancias de la vida para que obren a favor tuyo. La mente es capaz de transformar el yerbajo en un jardín. La mente es capaz de transformar el agua en vino, como lo hizo Jesús. Así tú puedes convertir tu sueño en realidad si empiezas por creer que eres merecedor de la recompensa, y si luego la visualizas en tu poder. Es un asunto mental y de mentalidad. Visualízate con el premio en tus manos, y el día menos pensado, te llegará. Combínalo todo y lo lograrás, es decir: desea algo, trabaja en ello, sé constante, sacrifícate, visualízalo en tu poder, y nunca pierdas la fe en tu sueño. Así se gana por la buena en  esta vida. Suéñate digno de todo. Pero siempre mantente humilde cuando te llegue el éxito. Sé tú siempre. Suerte.

 

 

 

 

 

 

{
}
{
}

Comentarios Los Once Principios De Hacer Realidad Tu Sueño

Gracias :).
Xoochitl Peach Xoochitl Peach 03/01/2010 a las 20:42
Hola Xoochitl,
espero que le puedas sacar provecho al artículo.
Yo, el autor, lucho a diario para poner en práctica todos estos grandes
consejos,
Jhovanny Marte
gran articulo, y es que hoy en dia los sueños parecen inalcansables, pero lo que hace falta es empeño y podemos conseguirlo. Ahora que estoy inspirada, pondre en practica estos consejos y no me rendire hasta verme viviendo en mi sueño.
ann ann 19/10/2010 a las 22:32
Hola Ann;
Me alegra que te haya gustado la lectura, pero sobre todo que vaya a ser útil en tu vida.
Siempre,
Jhovanny
hola Jhovanny

todos eso consejos lo e hecho desde antes de ver este blog, lo estuve durante mas de 5 años, al final consegi perder mas cosas y personas q nunca me lo habia imajinado, y ahora estoy como en un hoyo sin fin, con deprecion y estres, y le perdi el sentido a mi vida   
Felipe Felipe 18/02/2011 a las 21:11

Saludo Felipe;
Espero que te sientas bien en estos momentos.
He  leído tus emotivas palabras y debo decirte que en verdad comprendo tu punto de vista, y de hecho, no te juzgo por cómo te sientes. Sé que la vida es un tanto compleja, y que nosotros tendemos a complicárnosla más con nuestras actitudes y acciones. A mí me ha pasado lo mismo que tú, y de hecho en ocasiones me dan ganas de muchas cosas, no tan buenas. Pero luego le hecho ganas a la vida y me doy terapias psicológicas yo mismo y salgo otra vez a la luz.
¿Has escuchado por ahí que: NUNCA ESPERES RESULTADOS DIFERENTES HACIENDO LO MISMO DE SIEMPRE? Pues bien, cuando emprendemos una tarea con el fin de buscar éxito, de repente te das cuentas que a unos le resulta, pero a otros no. Cuando esto sucede, significa que debemos tratar las cosas desde otro ángulo. Si no puedes pescar a tu pez con una carnada, pues lo lógico es cambiar de carnada, y de hecho hasta de lugar y por qué no hasta la fecha y la hora de pescar.
Felipe, el vacío existencial que te abate ahora mismo no es una enfermedad, sino un estado mental transitorio, pero que depende en gran manera de ti mismo que se disminuya a su mínima expresión. Casi todos los días nosotros los humanos estamos expuestos a grandes estresores y situaciones difíciles de manejar que nos arrastran a ese estado anímico de depresión y angustias. En realidad esto es normal que nos ocurra, pero debemos tener cuidado de que esto no nos afecte tanto que nos provoque una verdadera enfermedad en el alma.  
La vida sí tiene sentido, pero nosotros debemos encontrárselo. No es gratis el sentirse satisfecho en este mundo, debes luchar por obtener eso que deseas. Estoy seguro que para ser feliz en la vida precisamos obligatoriamente de dinero, porque en realidad las grandes cosas de este mundo se encuentras en las pequeñas cosas. A veces el dinero nos trae más problemas que soluciones. El dinero te da placeres y te sacas de apuros, pero no te da la verdadera felicidad a tu alma.
Date una oportunidad y trata de lograr lo que deseas con otras técnicas si las de ahora no te están resultado. Y otra cosa, no te traces metas ilusorias o de difícil alcance. Empieza a dar pasos por niveles, y empieza a construir la casa de tu felicidad por el primer piso y no de arriba para abajo.
Suerte, :-D
Jhovanny
Gracias por compartir los once principios para alcanzar el exito, es una lectura a tener en cuenta para la autosuperacion personal. Lo felicito por el beneficio que usted le da a mucha gente edificando sus vida.
Beller Vega Beller Vega 03/01/2012 a las 02:51
hola me as alentado   mucho  con esos pasos yose q tngo qser mucho pero una preg mi sueño se puede aser realidad ya  mi sue  es integrarm a una banda pero aveses m desanimo ya q es una banda de estados unidos  ay algunas delas veses qlo veo dificil peroaun  asii sigo  luchando  dime en est caso se puede seguir luchando por mi sueño
javier javier 17/04/2012 a las 09:28
holaa  la verdad me gusto mucho q lo pondre  enpractica solo q si sepueden ser mis sueños realidad  ya q unos demis sueños mas anelados es ser integrante de una banda de estados unidos y siempre msueñoq m escogen y soy uno  de la banda aunq unos m disen q uyy solo qfuera  de estados unidos y alomer si aunq aveses m agopensar lo mismo y otras deq si lo puedo lo grar  tu cres q  si ago my  esfuerzo lo pueda logar??
me gusto muchoo
hailie hailie 27/07/2012 a las 15:50
que bueno consejo meparesen lomas de cheveres quisiera ponerlos en pratica para poder ser un gran modelos y se que lo lograre gracias
widerman guillermo widerman guillermo 21/08/2012 a las 17:28

Deja tu comentario Los Once Principios De Hacer Realidad Tu Sueño

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.